¿El dinero da la felicidad?

Está claro y demostrado que en líneas generales las personas más ricas están más contentas con su vida, y por lo tanto podemos pensar que son más felices. No obstante, el estado emocional, esa “felicidad del día a día” parece depender del dinero sólo hasta cierto punto.

Un estudio reciente realizado en la Universidad de Princeton durante dos años, y publicado recientemente en la revista PNAS nos da una respuesta clara. En este estudio 450.000 ciudadanos americanos fueron encuestados para evaluar su felicidad emocional y su calidad de vida general en comparación a sus ingresos.

Lo que los investigadores han encontrado y demostrado es, como muchos ya sabemos, que la gente que ganaba más dinero tiene mayor satisfacción con su vida en general. Hasta aquí nada nuevo. Por el contrario, el estado emocional de las personas en el día a día estaba relacionado con los ingresos sólo hasta un cierto valor. Una vez se sobrepasa unos ingresos de 60.000 euros anuales no existen diferencias en el estado emocional de las personas en el día a día.

Seguramente esta estabilización en la “felicidad” que ocurre por encima de los 60.000 euros anuales se debe a que ya no tienen que preocuparse de las necesidades básicas. Una vez sobrepasado este umbral, seguramente pasemos a una “felicidad” diferente, más fruto del momento o bien de otras necesidades.

Este estudio me hace reflexionar y pensar en lo realmente fácil que sería conseguir una felicidad llamémosla “basal” para todo el mundo. Cubramos las necesidades básicas y el mundo será infinitamente mejor.

This entry was posted in Ciencia, General. Bookmark the permalink.