Nuevas funciones para los ARNs no codificantes.

Poco a poco, y sobretodo en los últimos 5 años, va tomando cada día más relevancia el estudio de aquellas pequeñas o grandes moléculas de ARN que no codifican proteínas, y que hasta hace relativamente poco creíamos que no servían para nada, o incluso en el caso de algunas de ellas que eran simple artificios en nuestros experimentos.

Debido, sobretodo en parte, al papel tan relevante que parecen tener en procesos como el control de la expresión de genes, lo que hasta hace pocos años pensábamos que era “basura” de nuestro genoma, poco a poco va tomando relevancia y se va mostrando como un campo completamente nuevo y por descubrir dentro de la Biología Molecular y la Bioquímica.

Recientemente se han descrito más de 1000 de un tipo de estos ARNs,  los denominados algo así como “ARN grandes no codificantes de intervención” (large intervening non-coding RNAs – lincRNAs). Poco a poco se va descubriendo la función de este tipo de ARNs y cual es su papel en diversos procesos biológicos.

Esta semana en la prestigiosas revista Cell se publica el descubrimiento de la identificación y la función de una de estas moléculas. En este caso concreto, uno de estos lincRNAs (lincRNA-p21) actúa como un represor de las respuestas dependientes de p53, un proteína clave en el control de la carcinogénesis. Esto significa, entre otras cosas, la aparición de numerosas nuevas posibilidades de encontrar dianas terapéuticas para la lucha contra el cáncer.

Bueno, mejor que explicarlo yo, podemos ver un breve resumen por parte de sus autores. De nuevo, me alegra ver que estos trabajos de tanta calidad están realizados por paisanos nuestros en centros de gran prestigio mundial.

Imagen de previsualización de YouTube

This entry was posted in Ciencia, General. Bookmark the permalink.

Comments are closed.